Gazpacho suave

Receta de gazpacho suave

Si quieres que el sabor del tomate sea el protagonista indiscutible de tu gazpacho casero, sigue los consejos de esta receta y no dejes de darle tu toque.

¿Quieres ver los ingredientes para Gazpacho suave?

Descubre los ingredientes para hacer Gazpacho suave pinchando aquí:

¿Cómo hacer gazpacho suave?

1

Comenzamos lavando bien los tomates y echándolos en el vaso de la licuadora o en el de la batidora.

2

Continuamos pelando el cachito de pepino maduro (si no es un pepino maduro, os recomiendo que quitéis bastante carne del exterior para evitar que el gazpacho quede amargo).

3

Para que el gazpacho no repita, abriremos el pepino y retiraremos todas pepitas. Lo cortamos en trozos y lo añadimos a los tomates.

4

Ahora, lavamos bien el pimiento verde, cortamos a la mitad el trozo de cebolla, pelamos y partimos a la mitad los ajos para extraer su tallo central, y lo añadimos todo a la licuadora o al vaso de batidora.

5

Continuamos añadiendo el pan, sal al gusto, las semillas de comino y un buen chorro de aceite de oliva. Trituramos bien y vamos añadiendo agua poco a poco según nos lo vaya pidiendo el gazpacho, y según el espesor que queramos darle.

6

Seguimos triturando hasta que tengamos un puré muy cremoso y sin tropezones.

7

Rectificamos de sal y aceite si fuera necesario, y colamos el gazpacho para retirar los trozos de piel y las posibles pepitas que puedan haber quedado.

8

Por último, pasamos el gazpacho a una jarra y lo llevamos a la nevera para que se enfríe bien.

9

Tanto el gazpacho tradicional como este gazpacho suave suele llevarse a la mesa acompañado con los mismos ingredientes que lleva triturado, pero picados en trocitos muy muy pequeños para que los comensales lo añadan (o no) a la sopa o crema fría resultante.

Foto: maroffo

Nota del autor:

Es imposible simplificar en una sola receta todas las teorías sobre cómo hacer gazpacho, ya que las posibilidades se cuentan por millares. En este gazpacho en concreto prima el sabor a tomate, mientras que el resto de matices quedan bastante suavizados.

Si tienes prisa y no puedes dejar que el gazpacho se enfríe, puedes añadirle unos hielos. Eso sí, te quedará un poquito más aguado, así es que tenlo en cuenta en el momento de añadir el agua.

Si te gusta que tu gazpacho suave también tenga un toque de vinagre, lo mejor es añadirlo en el momento de llevarlo a la mesa, o incluso llevarlo en una vinagrera para que cada uno añada lo que quiera. Conviene, eso sí, remover muy bien para que se integre con el resto de ingredientes.

Otras búsquedas relacionadas con "Gazpacho suave"